Cómo ser el mayor gilipollas del planeta: Yolocausto

Ser el mayor gilipollas del mundo no es fácil: La competencia es brutal. Además, ya sabes el dicho: por muy gilipollas que seas, siempre habrá alguien en el mundo más gilipollas que tú.

Todos hemos sido gilipollas en algún momento de nuestra vida, por eso yo siempre intento tener paciencia y mano izquierda cuando estoy frente a alguien que actúa como tal. Me recuerdan a mí en algún momento de mi vida.

Yo he hecho mil veces el gilipollas, y lo seguiré haciendo aunque no quiera. Es algo de lo que no se puede escapar. Tú también has sido gilipollas en varios momentos de tu vida, y lo sabes.

Pero hay gente que parece haber nacido para eso. Talento natural. Gente que cuando parece que es imposible que te sorprendan con alguna gilipollez más grande, lo consiguen. Gente que parece que entrena duro cada día para eso. Pura magia.

Imagino que algo así debió pensar el artista israelí Shahak Shapira, creador del impactante proyecto Yolocausto, cuando se dio cuenta de que cada día la gente sube en sus redes sociales selfies en muchos sitios relacionados con el Holocausto. Y la mayoría en posturas irrespetuosas. Algo que le toca directamente, ya que su abuelo fue uno de los supervivientes de los campos de exterminio.

Selfies en los lugares menos apropiados

¿Qué coño te tiene que pasar por la cabeza para sonreír y hacerle una foto a tu cara mientras visitas el campo de exterminio de Auschwitz? Si has estado allí, sabrás que lo que ves y lo que te cuentan no es precisamente agradable.

Recuerdo que estuve allí una vez. A nuestra guía, una polaca que imagino que habría explicado lo mismo mil millones de veces, aún se le seguían cayendo las lágrimas mientras nos contaba los experimentos que los nazis hacían con los niños o nos enseñaba las fosas donde tiraban a los muertos.

Después de varios horas de visita todo el mundo estaba fulminado. A casi todos se nos había escapado alguna lágrima, casi nadie hablaba, algunos miraban al suelo y no tenían fuerzas ni para levantar la mirada. Hace de esto más de 6 años y aún me emociono recordándolo.

Nos enseñaron una pared donde aún se veían agujeros de balas. En ese sitio habían fusilado a miles de personas. El silencio era sepulcral, la energía que emanaba el lugar nos lapidaba. Cuando nos dimos la vuelta para irnos uno del grupo se rezagó, sacó su cámara, sonrió y se hizo un selfie con su novia, con la pared de fondo. Yo pensé: ¿cómo cojones tienen fuerzas para sonreír? Quizás debería haberles dicho algo, pero no lo hice….

Yolocausto

Shahak Shapira sí lo ha hecho.

Ha sabido decirles a la gente que dejen de hacer el gilipollas en esos sitios, y lo ha hecho con un proyecto fotográfico sencillo y genial: utiliza las etiquetas de Facebook o Instagram para localizar selfies en el Monumento a las Víctimas del Holocausto de Berlín, y cuando pasas el ratón por encima de estas fotos se convierten en las escenas más sórdidas del Holocausto, con los turistas como protagonistas.

yolocausto yolocausto yolocausto yolocausto yolocausto yolocausto yolocausto

yolocausto

Brutal, ¿verdad?

En una entrevista, Shahak decía:

“No voy a decir lo que puede o no hacer a la gente. Todo el mundo tiene que decidir por sí mismo, pero voy a hacerles pensar. Las imágenes muestran cómo pueden olvidarse la memoria. Muchos ven el memorial nada más como un conjunto de objetos y fotos y menos como un lugar para el ejercicio de la memoria cultural.”

Para ver todas las fotos puedes pasarte por la web del proyecto.


¿Qué te parece este proyecto? ¿Te ha tocado alguna vez un gilipollas mientras viajabas? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Comparte este post si crees que le puede interesar a alguien. Y no olvides suscribirte a fotoMundos. Es gratis, y así te llegarán a tu correo nuestras ofertas, tutoriales, consejos, trucos… ¡Gracias por leernos!

Lo que otros están leyendo...

¿Te ha gustado este artículo? Apúntate gratis a fotoMundos para recibir más contenido sobre viajes y fotografía.

Tags: , , ,

2 Respuestas to “Cómo ser el mayor gilipollas del planeta: Yolocausto”

  1. Con dos cojones Germán!!!!! Un post genial, aunque lamentablemente esa gente va a seguir haciendo el gilipollas en el mundo,por que ese es su instinto. Un saludo,dana.

    • Germán Gutiérrez Marzo 14, 2017 at 15:41

      ¡Gracias Dana! Yo tengo mucha fe en la humanidad y siempre pienso que todos nos equivocamos alguna vez. Pero claro… a veces ves cosas que te hace perder la fe en la humanidad. Un saludo y a ver si te dejas ver un poco.

Deja un comentario

En contacto