¿Por qué deberías imprimir tus fotos?

Desde que la fotografía digital se ha asentado en nuestras vidas hacemos muchas más fotos que antes. Esto se ha acentuado con los smartphones: ahora cualquiera puede hacer una foto en cualquier sitio y en cualquier momento.

Podemos hacer todas las que queremos gratis, por lo que vamos acumulando gigas y gigas de fotos que la mayoría de las veces no volvemos a ver.

Pero un día… ¡Oh, mierda! El disco duro no se enciende. En 1 segundo se acaba de ir al carajo años de recuerdos.

Seguro que te suena la historia, ¿verdad? Y si no te suena… ¡enhorabuena! Eres una de las pocas personas de la historia de la humanidad que no ha perdido fotos al estropeársele un disco duro.

Y lo mismo pasa con el móvil. Algún día deja de funcionar y es cuando caemos en la cuenta de que deberíamos haber hecho copias de seguridad.

¿Cuál es la solución?

Hay gente que guarda todo en 2 discos duros, y los más precavidos guardan un tercero en casa de un familiar.

Es una buena solución para los que se dedican a la fotografía de manera profesional, ya que no sólo tienes que guardar datos personales, sino que tienes en tus manos fotos de clientes.

No quiero ni imaginar lo que le pasaría a un fotógrafo de bodas que perdiera las fotos de algún cliente antes de dárselas.

A un amigo mío le pasó algo parecido, pero con vídeo. Grabó la boda de su hermano, y antes de que pudiera pasarla al ordenador grabó encima algo. Cuando se dio cuenta estuvo a punto de irse a La India en bicicleta.

Y no es para menos…

Pero si estamos hablando de fotos personales, no hace falta gastarse tanto dinero en disco duros ni quebrarse tanto la cabeza. La solución es mucho más fácil:

¡¡Imprime tus fotos!!

Cada vez lo tenemos más fácil y más barato. Puedes ir a cualquier tienda de fotografía, imprenta, o incluso hacerlo por internet, hay muchas webs de impresión muy baratas y que te llevan las fotos a casa. Siempre ten en cuenta una cosa muy importante: a veces recortamos las fotos, las reencuadramos, y las proporciones cambian. Por ejemplo, con mi cámara la proporción ancho x alto es 2×3. Es decir, podría sacar copias 10×15, 20×30, 13×18, 30×45, etc… Si por algún motivo recortas y cambias las proporciones, el sitio donde las imprimas debe ser lo suficientemente profesional para no recortar la imagen, o peor aún, estirarla y deformarla.

Por ejemplo, una vez llevé a imprimir a una tienda de fotografía una foto que reencuadré a formato cuadrado. Les indiqué que una de las fotos tenía formato cuadrado y que la quería 15×15. Cuando la recogí me dieron una 10×15 con la imagen estirada… Lamentable.

cuadrada estiradaLo que me dieron cuadrada2Lo que deberían haberme dado

Mi recomendación es que primero hagas una prueba con pocas fotos, y si te gusta el resultado, mandes todas.

¿Imprimo las 15000 fotos de mi disco duro?

Nooooooo. Rotundamente no. ¿Crees realmente que imprimir tus recuerdos merece que desaparezca la selva amazónica? Haz una selección. Sé duro contigo mismo, no imprimas fotos repetidas (sólo con este consejo vas a descartar la mitad).

Cuando te lleguen las fotos y las tengas en la mano no te vas a arrepentir. Ya casi hemos olvidado eso, ¿verdad? Tocar una foto, palparla. Sentarte con tu familia o amigos alrededor de un cajón lleno de fotos y recordar buenos mementos. Y el olor que deja en ellas el paso del tiempo.

¿Y que haces con el resto de fotos?

Tienes 2 opciones:

  • Dejarlas en el disco duro, pero ya sin la presión ni preocupación de que si se estropea perderás todo.
  • Borrarlas. Sí, tal como suena. Borrar todas las descartadas. Así ahorras espacio en el disco duro y, créeme, sentirás un alivio increíble.

No las vas a volver a revisar, nadie lo hace.
Olvídate de ellas, las has descartado. Sales feo, están oscuras, quemadas, no son graciosas… las buenas ya las tienes en papel. ¿Para qué guardar basura?

 

¿Qué te ha parecido este post? ¡Déjanos tus comentarios y sugerencias!

Comparte este artículo si crees que estos consejos pueden serle útiles a otr@s, y no olvides suscribirte para que te lleguen al correo todos nuestros tutoriales, trucos y ofertas. ¡Gracias por leernos!

Lo que otros están leyendo...

No hay comentarios todavía. Publica el primero!

Deja un comentario

En contacto