Nepal afronta su segundo mes sin gasolina

Foto de portada de Rosa Sierra Vega


 

¿Os imagináis que se cierran las gasolineras y se acaba la gasolina? ¿Cuánto podríamos aguantar?

Sin transporte público, sin poder moverte de casa, sin gasolina para que los camiones nos traigan comida, ropa, o los pedidos de eBay… ¿cómo harían las tiendas? ¿Y los supermercados? ¿Cuánto aguantaría un país así? ¿Un día? ¿Dos?

¿Os lo podéis imaginar? Sería la hecatombe, la III Guerra Mundial, vendrían los Jinetes del Apocalipsis y les robaríamos los caballos para poder escapar de semejante locura.

Bueno, pues dejemos de imaginar, porque Nepal lleva ya más de 1 mes sin gasolina. Exactamente 46 días, desde el 19 de Septiembre, día en el que se aprobó la nueva constitución en ese país. Cuarenta y seis largos días sin gasolina, con el país paralizado y las calles vacías.

Pero no sólo eso, también se ha cortado la llegada de gas y medicinas, por lo que ahora la gente tiene que cocinar con madera, y muchos hospitales están a punto de cerrar porque les es imposible aguantar más esta situación.

¿Pero qué ha pasado? ¿Por qué se ha llegado a este punto?

El 19 de Septiembre Nepal aprobó una nueva Constitución. Llevaban sin ella varios años, desde que se abolió la monarquía en el año 2008 y el país pasó a ser una república democrática.

Desde entonces no habían podido ponerse de acuerdo los partidos políticos y habían pasado 7 años sin que se pudiera redactar una serie de leyes con las que todos estuvieran contentos. Hasta el pasado 19 de Septiembre.

Pero al parecer, no todo el mundo ha quedado contento. De hecho, el problema viene porque al gobierno indio no le gusta la constitución nepal.

¿Por qué le importa tanto a La India la constitución de Nepal?

Llegados a este punto, tengo que decir que únicamente he podido preguntar personalmente a gente de Nepal, ya que he estado allí un mes y he vivido en primera persona el problema de la gasolina. De hecho, llegué justo el día 19, el día que comenzó todo.

Me gustaría saber la opinión de los indios, ya que cada uno cuenta la historia a su manera, pero ninguno de mis amigos de La India ha querido opinar en este tema. Cuando les he preguntado por WhatsApp me han desviado la conversación o directamente me han dicho que son cuestiones entre políticos y que no tienen una opinión formada.

¿Y qué dicen los nepalís?

La respuesta siempre es la misma:

“El gobierno indio ha cerrado las fronteras para que los camiones con gasolina no entren en Nepal”.

Y ante mi segunda pregunta:

– “¿Qué le importa al gobierno indio las leyes que hagáis vosotros en vuestro país?”.

– “La India geográficamente abraza a Nepal, así que Nepal no tiene salida al mar y no puede hacer negocios con otros países. Obligatoriamente tiene que ser con India, al sur, o China, al norte.
Aunque los pasos fronterizos con China, con los Himalaya de por medio, son mucho más complicados, y sobre todo después del terremoto, cuando muchos caminos han quedado destrozados.
Así que, forzosamente, casi todo lo que entra en Nepal lo hace por La India, lo que ha originado en ese país una sensación de poder y superioridad sobre Nepal. Y ahora, con la nueva Constitución, La India no va a poder tener esa situación de privilegio con nosotros, ya no van a poder pisotearnos más. Y por eso se han cabreado tanto y nos han cerrado la gasolina, el gas y las medicinas”.

Eso fue lo que me contaron todos los nepalís a los que pregunté.

Ignoro cuánto de verdad hay, o si se trata de propaganda que el gobierno está volcando sobre sus ciudadanos. También ignoro lo que la nueva constitución dice que ha cabreado tanto a los indios. ¿Qué pone, que hay que matarlos a todos? ¿Que se prohibe dejarse bigote y teñirse de rojo el pelo?

La cuestión, como siempre, es que es la gente de a pie la que paga, inevitablemente, los caprichos políticos.

Es triste escuchar a los nepalís contándote las esperanzas que tienen puestas en occidente, en Europa, en la ONU, en las Naciones Unidas, en la Unión Europea… siempre me decían que algo tan exageradamente injusto no podía durar mucho, ya que “seguro que en todos los informativos y periódicos occidentales están informando del problema nepal, y algo harán dentro de poco”.

Los pobres no saben que de esta locura no se ha hablado casi nada en los medios de comunicación, que nadie se ha enterado de nada, que Nepal no cuenta para nosotros, que nos la pela si están sin gasolina o si los hospitales tienen medicinas. Ignoran que estamos más pendientes del nuevo peinado de Cristiano Ronaldo o de la patada de Rossi.

Y mientras tanto, los nepalís siguen esperando pacientemente que todo se resuelva.

Un pueblo acostumbrado a sufrir desde siempre y que, una vez más, acepta lo que le echen con una sonrisa.


¿Qué te ha parecido esta noticia? ¿Qué crees que pasaría en España si se agotara la gasolina? ¡Déjanos tus comentarios y sugerencias!

Comparte este artículo si crees que puede serle útil a otr@s, y no olvides suscribirte para que te lleguen al correo todos nuestros tutoriales, trucos y ofertas. ¡Gracias por leernos!

Lo que otros están leyendo...

¿Te ha gustado este artículo? Apúntate gratis a fotoMundos para recibir más contenido sobre viajes y fotografía.
No hay comentarios todavía. Publica el primero!

Deja un comentario

En contacto