Cuándo utilizar los modos semiautomáticos de tu cámara

Siempre he sido un defensor acérrimo del modo Manual, y nunca he utilizado los modos automáticos de disparo. Ni siquiera los modos semiautomáticos.

Sí, lo reconozco, he sido de aquellos que miran con desdén a esos fotógrafos que osan desplazar el dial de la M. “Eso es porque no saben hacer fotos, y tienen que recurrir a trucos”. No creas que es un pensamiento aislado, muchos fotógrafos piensan lo mismo. Disparar en Modo Manual es una especie de distinción, una señal de que eres un buen fotógrafo.

Pero de vez en cuando me daba cuenta de que perdía la oportunidad de hacer algunas fotos, sobre todo en situaciones en las que algo pasaba rápidamente, y había algún cambio brusco de luz. Por ejemplo, saliendo o entrando de una casa, saliendo o entrando de un ascensor, cambiando de habitación, etc…

Precisamente para estas situaciones vienen muy bien los modos semiautomáticos. Yo tardé en darme cuenta… llevaba tanto tiempo disparando exclusivamente en Modo Manual que no lograba encontrar la solución… y la tenía frente a mis narices. Estaba tan encabezonado con no cambiar el modo de disparo que no concebía disparar si no era en Modo Manual… no hay más ciego que el que no quiere ver.

Así que, y aunque esta frase quizás suene a sacrilegio para muchos puristas, a veces nos viene muy bien utilizar los modos semiautomáticos.

¿Qué son los modos semiautomáticos?

Si miras el dial de tu cámara, donde aparecen los modos de disparo, verás muchas siglas y algunos dibujos. Todos esos modos son automáticos, menos dos, que son semiautomáticos, y uno, que es el modo Manual, representado siempre por una M.

Te aconsejo que los automáticos los vayas eliminando de tu uso normal, y te quedes con el Manual y los 2 semiautomáticos.

Los modos semiautomáticos son los que aparecen en el dial de tu cámara como A y S, ó Av y Tv. Las letras A ó Av se refieren al modo de prioridad a la apertura, y las letras S ó Tv se refieren al modo de prioridad a la obturación.

¿Qué es el modo de prioridad a la apertura?

En este modo vas a poder elegir el diafragma y la cámara elegirá la velocidad de obturación para que la exposición sea la correcta. Por ejemplo, vas a poder elegir un diafragma f4.0, y la cámara decidirá cual es la velocidad de obturación correcta para cada foto. Para eso mide la luz de la escena, y elegirá una velocidad rápida si hay mucha luz, y una lenta si hay poca luz.

¿Qué es el modo de prioridad a la obturación?

En este modo vas a poder elegir la velocidad de obturación y la cámara elegirá el diafragma para que la exposición sea correcta. Por ejemplo, vas a poder elegir una velocidad de 1/125, y la cámara decidirá cual es el diafragma correcto para cada foto. Igual que antes, mide la luz de la escena y abre diafragma si hay poca luz, o lo cierra si hay mucha.

Vale, todo muy bonito, pero… ¿cuándo utilizo los modos semiautomáticos?

Los modos semiautomáticos nos van a salvar la vida sobre todo en los casos en los que no tengamos tiempo para ajustar la cámara en manual, ya sea porque la acción está pasando demasiado rápido o porque hay cambios rápidos de luz, o por una mezcla de las dos cosas.

También puedes utilizar cualquiera de estos dos modos cuando no te apetezca centrarte en la parte técnica y quieras dejar todo tu cerebro libre para que trabaje la parte creativa a tope. Conozco incluso a grande fotógrafos que a veces trabajan en modo totalmente automático por esto mismo. Yo personalmente nunca trabajo en automático porque disfruto mucho de la parte en la que visualizo la foto antes de disparar, midiendo la luz y ajustando parámetros, pero puede ser una forma interesante de trabajar.

Cuándo utilizar el modo de prioridad a la apertura

Con este modo de disparo podemos seleccionar el diafragma que queramos. ¿Y qué es lo que determina el diafragma? Exacto, la profundidad de campo.

¿Te acuerdas? Si abrimos diafragma, la profundidad de campo disminuye, por lo que los fondos nos saldrán más desenfocados. Si cerramos diafragma, la profundidad de campo aumenta, por lo que los fondos nos saldrán enfocados.

Por lo tanto, podemos utilizar este modo si estamos haciendo retratos o paisajes y nuestra prioridad es enfocar o desenfocar el fondo. Por ejemplo:

  • Día soleado y muchas nubes, haciendo Street Photography: la fotografía callejera requiere mucha concentración, sin duda. Y además, las cosas pasan tan rápido que cuando quieres pensar en la exposición, la foto ya ha pasado de largo. Y si además, la luz va cambiando continuamente, puede ser una buena opción utilizar el modo de prioridad a la apertura para que no se te escape ningún detalle.

modos semiautomáticos prioridad apertura prioridad obturador

  • Semana Santa: igual que antes, en Semana Santa hay momentos que se te pueden saltar si estás concentrado en cambiar los parámetros de la cámara, sobre todo si hay cambios de luz constante.

modos semiautomáticos

  • En interior, cuando pasas de una habitación a otra, o sales a la calle: llegas a una iluminación diferente y tienes que volver a ajustar la cámara. En esos momentos puede que pase algo interesante y te lo pierdas.

modos semiautomáticos prioridad obturación prioridad apertura

  • Fotografía de bodas: en la fotografía de bodas no se puede repetir, y hay algunos cambios muy bruscos de iluminación: cuando se entra o se sale de la iglesia, cuando se entra o sale de la casa de los novios, etc….

fotomundos 001

 

Cuándo utilizar el modo de prioridad a la obturación

Con este modo podemos seleccionar la velocidad de obturación, con lo que podremos congelar la imagen o dar dinamismo a la escena.

Utilizaremos este modo cuando estemos involucrados en escenas rápidas y con velocidad, por ejemplo:

  • Fotografía de deportes con diferentes espacios de iluminación: imagínate un campo de fútbol, con sol y sombra en muchas partes, y además de diferente intensidad. En esta escena pueden darse 3 ó 4 iluminaciones diferentes, y si encima hay nubes, la cosa se complica aún más si intentamos disparar en Manual.

modos semiautomaticos prioridad obturación prioridad apertura

  • Fotografía de espectáculos: teatro al aire libre, carnaval, fiestas patronales, etc… Situaciones en las que querremos congelar el movimiento, o por el contrario, crear sensación de dinamismo utilizando una velocidad lenta.

germanfotografo 015

  • Fotografía de bodas: en la fotografía de bodas, como hemos visto antes, normalmente utilizaremos el modo de prioridad a la apertura, ya que no va a haber casi ninguna situación donde queramos dar sensación de dinamismo o congelar la imagen…. bueno, sí, hay una. Además, justo en un momento delicado, con un cambio total de la iluminación: a la salida de la Iglesia, cuando tiran el arroz. Con este modo podremos congelar los granos de arroz o hacer que parezca una lluvia.

modos semiautomáticos prioridad apertura prioridad obturación

Un último detalle del que seguramente ya te hayas dado cuenta si has empezado a utilizar estos modos: no funcionan con la medición puntual. Si quieres que funcionen bien tienes que elegir la medición matricial, es decir, que la cámara mida la luz de toda la escena.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Utilizas los modos semiautomáticos en alguna otra situación? ¡Déjanos tus comentarios y sugerencias!

Comparte este artículo si crees que estos consejos pueden serle útiles a otr@s, y no olvides suscribirte para que te lleguen al correo todos nuestros tutoriales, trucos y ofertas. ¡Gracias por leernos!

Lo que otros están leyendo...

¿Te ha gustado este artículo? Apúntate gratis a fotoMundos para recibir más contenido sobre viajes y fotografía.
No hay comentarios todavía. Publica el primero!

Deja un comentario

En contacto