Configura tu cámara para fotografía urbana nocturna

En fotoMundos estamos organizando últimamente unos cursos de fotografía nocturna urbana, y uno de los puntos que más cuesta a nuestros alumnos es la configuración de la cámara. Así que, atentos siempre a sus peticiones, hemos decidido escribir un post sobre la configuración de la cámara a la hora de afrontar este tipo de fotografía. Esta configuración también serviría para fotografía nocturna en general, aunque dependiendo de cada situación habría que hacer ligeros cambios.

La fotografía urbana nocturna es un tipo de fotografía muy interesante, ya que se mezclan la fotografía callejera con la fotografía nocturna. Te vas a enamorar rápidamente de ella porque puedes obtener resultados espectaculares y sus posibilidades son muy variadas: no te limites a disparar con trípode y a monumentos, atrévete con retratos, autorretratos, sin trípode, juega con el balance de blancos, mezcla las luces de la ciudad con varios flashes, utiliza filtros en los flashes, etc….

Pero para no llegar a casa y maldecir tu vida al ver que las fotos han salido mal, primero tienes que saber configurar tu cámara de esta manera:

Tirar siempre en RAW

Este punto, que a veces puedes obviar en otro tipo de fotografía, es fundamental en la fotografía nocturna. ¿Has intentado corregir la temperatura de color en jpg? Entonces estarás de acuerdo conmigo en que es infinitamente más fácil hacerlo con un archivo RAW. Y créeme, con la cantidad de tipos de luces diferentes que te vas a encontrar en las calles de tu ciudad, vas a tener que corregir dominantes casi seguro.

Lo mismo pasa con otros parámetros que vas a tener que editar casi seguro: contraste, saturación, recuperación de blancos, empaste de negros…

fotografía urbana nocturna

Configuración de la imagen lo más neutra posible

Las imágenes te van a salir muy contrastadas, seguramente tendrás que subir negros y bajar brillos. Todo eso podrás corregirlo después. Por lo tanto, configura tu cámara para que la saturación, el contraste, etc, estén lo más neutro posible, ya que así te será mucho más fácil recuperar blancos y negros.

fotografía urbana nocturna

Desactivar estabilizador, esté en el cuerpo o en el objetivo

Pasa una cosa muy curiosa con los estabilizadores: funcionan muy bien cuando sujetas tu cámara con la mano, pero suelen fallar cuando pones la cámara en un trípode. Ignoro porque pasa esto, y si en los nuevos estabilizadores lo han podido corregir. Si alguien conoce más de este punto, que lo añada a los comentarios.

En cualquier caso, desactiva el estabilizador de imagen cuando vayas a utilizar el trípode, si es que tu objetivo o tu cámara lo tiene.

fotografía urbana nocturna

Desactivar reducción de ruido a ISOs altos

El software de la cámara siempre va a ser inferior al software especializado que podamos instalar en nuestro ordenador, y con el ruido tenemos un claro ejemplo.

Durante la noche, mientras casi todo el mundo duerme, otra faceta de la ciudad despierta, por lo que en la fotografía urbana nocturna vas a tener la posibilidad de hacer fotos muy originales, conocer gente muy peculiar, y disparar retratos brutales. Para ello, tendrás que disparar sin trípode y subiendo el ISO, lo que inevitablemente se traducirá en mucho ruido.

Pero no quieras quitarlo con esta opción que tienen casi todas las cámaras. Olvídate del ruido, y después lo tratas en casa. Y no te obsesiones con quitarlo, hay más opciones: puedes convertirlo en grano, o jugar con él, buscar retratos contrastados, en blanco y negro y con mucho grano.

fotografía urbana nocturna

Dejar o quitar la reducción del ruido a exposiciones prolongadas

Éste quizás sea el único parámetro que tu cámara lo maneja mejor que el ordenador. Cuando hacemos exposiciones largas, el sensor se calienta y genera ruido, un ruido diferente al ocasionado por subir la sensibilidad. ¿Y por qué con esta opción se quita muy bien este tipo de ruido? Lo que hace la cámara cuando activas esto, es primero hacer la foto que quieres, y luego hace la misma foto, pero en negro, como si tapáramos el objetivo con la tapa.

De esta manera, se obtienen 2 fotos: 1 foto, donde tienes la imagen y ruido, y otra foto donde no tienes imagen, pero sí ruido. Lo que hace la cámara es simplemente restar la segunda foto a la primera: foto +  ruido – ruido = foto.

Evidentemente esto es mucho más complejo y ocurre a nivel electrónico, ya sabes, unos y ceros, pero a groso modo y para que te hagas una idea, funciona así.

El resultado es una foto muy limpia, casi sin ruido.

¿El problema? Que, como hemos dicho, la cámara hace 2 veces la foto, con la misma duración. Si has puesto una velocidad de obturación de 10 minutos, tendrás que esperar otros 10 minutos para poder tirar otra foto. Los tiempos se duplican…. y eso puede ser un engorro.

Depende de ti entonces activar o desactivar esta opción. Ten en cuenta que tampoco vamos a utilizar tiempos de exposición tan largos como en la fotografía nocturna de naturaleza, o del cielo, así que quizás lo mejor sea activarlo.

fotografía urbana nocturna

Quitar filtros protectores del objetivo

No tengas miedo, los objetivos tienen capas de protección, lo que significa que para rayar alguno de tus objetivos tiene que pasarle algo gordo.

El problema de los filtros protectores cuando haces fotos o grabas vídeo de noche, es que debido a tantos puntos de luz viniendo desde ángulos diferentes, de vez en cuando salen artefactos y luces raras que no ves hasta que no llegas a casa, pudiéndote estropear todo el trabajo de una larga noche.

Así que no es ninguna tontería… quítale el filtro protector a tus objetivos que seguramente no les vaya a pasar nada.

Balance de blancos manual

El balance de blancos automático suele fallar mucho por la noche, se vuelve un poco loco con tantas luces diferentes. Y aunque siempre se puede corregir en postproducción, si cogemos una hoja de papel en blanco y lo hacemos en manual, vamos a corregir dominantes raras que no son tan fáciles de encontrar después.

fotografía urbana nocturna

Y hasta aquí la configuración básica para empezar a hacer fotografía urbana nocturna. Ahora sólo tienes que esperar a que se oculte el sol y salir a la calle a practicar. Otro día hablaremos más en profundidad sobre este tipo de fotografía tan interesante, por lo pronto, quédate con este pequeño consejo: no te limites a monumentos y pierde la vergüenza a los retratos.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Has probado alguna vez a disparar retratos de noche? ¡Déjanos tus comentarios y sugerencias!

Comparte este artículo si crees que estos consejos pueden serle útiles a otr@s, y no olvides suscribirte para que te lleguen al correo todos nuestros tutoriales, trucos y ofertas. ¡Gracias por leernos!

 

Lo que otros están leyendo...

¿Te ha gustado este artículo? Apúntate gratis a fotoMundos para recibir más contenido sobre viajes y fotografía.

Tags: , ,

No hay comentarios todavía. Publica el primero!

Deja un comentario

En contacto