Cómo tener suerte haciendo fotos

Una de las cosas de las que siempre hablo cuando doy clases de fotografía o estoy en un viaje fotográfico, es de la suerte.

La suerte en la fotografía puede ser un elemento importante, y hay que tenerla siempre en cuenta.

De hecho, la fotografía que encabeza este post es un claro ejemplo: es una foto tomada en los campamentos saharauis de Smara a una niña autista, dentro de un centro para enfermos psíquicos llamado Centro Castro. Siempre me ha encantado esta foto, me gusta mucho como inclina la cabeza hacia abajo, con los ojos cerrados, y sobre todo me encanta el desenfoque de la cara, creo que es una muy buena manera de representar su autismo.

Pero ese desenfoque no lo hice queriendo… sencillamente tuve suerte. Era una habitación con muy poca luz y el autofoco de mi cámara no lograba enfocar la cara de la niña. Cuando vi que cerraba los ojos disparé, sin saber si había salido enfocada o no. Cuando vi la foto, me encantó.

Tuve suerte, así de fácil.

¿No os ha pasado nunca algo así? ¿No habéis hecho alguna vez una foto que no querías y por suerte ha salido bien? Alguien que abre una ventana en el momento justo, una mirada que se dirige a cámara justo en el instante que disparas, algo que se cruza y que acaba haciendo interesante una foto que quizás hubiera sido aburrida….

Por supuesto, también puede pasar lo contrario, el tener mala suerte. Y además suelen ser los mismos elementos: alguien que pasa cuando no debe, la cámara no enfoca en el momento que lo necesitas, una mirada a cámara que no quieres y que te estropea la foto…

Llegados a este punto, me imagino que más de uno estará pensando: “Ok, vale, muy bien, pero… la suerte es algo que no puedo prever, puede que tenga buena suerte o mala suerte haciendo fotos, pero no sé cuando va a pasar”.

Sí, no os falta razón, la suerte en la fotografía es algo que nunca sabemos cuándo va a llegar. Pero la cuestión es ésta: la suerte hay que buscarla y trabajarla.

Me explico con un ejemplo: si quiero hacer una foto de un pájaro dándole de comer a su cría, tengo 2 opciones:

  1. Salgo a pasear con mi cámara por el campo, esperando tener suerte de que vea a una madre alimentando a la cría.
  2. Hablo con varios amigos que se dedican a la fotografía de naturaleza, y les pregunto la localización de algún nido. Voy al lugar a verlo, y busco un sitio donde tenga un buen ángulo. Me voy allí a las 4 de la mañana, mientras duermen, me oculto tras un hide y espero.

Evidentemente, voy a tener muchísimas más posibilidades de hacer la foto que quiero si opto por la segunda opción. Después quizás no tenga suerte y el primer día llegue a casa sin nada porque los pájaros han sido demasiado rápidos, no se fiaban, etc… Pero puedo seguir buscando la suerte yendo otro día, y otro, y otro…

Siguiendo con el ejemplo de la foto de la niña autista: si yo no me hubiera informado sobre el Centro Castro nunca hubiera podido conocerlo y nunca hubiera podido entrar allí. Si no me hubiera ganado la confianza de los trabajadores y de los niños, nunca hubiera podido entrar en esa habitación. Si no hubiera ido varios días no hubiera conseguido que dejaran de posar cuando les hacía fotos. Estaba en el sitio que tenía que estar.

¿Veis ahora por dónde voy? Si estás en el sitio adecuado y en la hora correcta, es mucho más fácil que la suerte te sonría. A eso me refiero con “la suerte hay que buscarla”.

Conclusión

Déjate de excusas y trabaja tu fotografía. Si te gusta la fotografía de viajes tienes que preparar bien los viajes que hagas. Infórmate de los sitios a los que vas, mira las opciones que tienes, sal siempre antes del amanecer, habla con la gente, interactúa con ellos, acepta las invitaciones que te hagan…. Si lo que haces es ir a los sitios donde va todo el mundo a la hora a la que va todo el mundo, vas a tener las mismas fotos que tiene todo el mundo.

No dejes al azar la preparación, porque si estás en el sitio adecuado a la hora correcta, es cuestión de tiempo que la suerte se ponga de tu parte.


¿Qué te ha parecido este post? ¿Tienes alguna foto que te encante y que la hayas tomado de pura suerte? ¡Déjanos tus comentarios y sugerencias!

Comparte este artículo si crees que puede serle útil a otr@s, y no olvides suscribirte para que te lleguen al correo todas nuestras entrevistas, tutoriales, trucos y ofertas. ¡Gracias por leernos!

Lo que otros están leyendo...

¿Te ha gustado este artículo? Apúntate gratis a fotoMundos para recibir más contenido sobre viajes y fotografía.

Tags: , , ,

No hay comentarios todavía. Publica el primero!

Deja un comentario

En contacto